Cinco ideas de Alejandro Gaviria para mejorar la U. de los Andes

El recién posesionado rector dio luces de lo que será pilar de la Universidad durante su mandato.

Noticias de Posgrado /

En su discurso como rector de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, dio indicios sobre cuáles serán los faros que iluminarán su estancia en dicha institución. Por ejemplo, hizo énfasis en que la entidad promueva la diversidad, la apertura intelectual y la innovación.

También dijo que “la universidad debe combatir las mentiras convenientes, las ideologías engañosas y los discursos de odio”. El exministro de salud manifestó además que espera que la los Andes sea un espacio de ideas y de creación y un “lugar donde se debatan las ideas incómodas”.

Estos son los cinco puntos clave donde Gaviria quiere hacer énfasis:

“El primer punto es la ‘pluralidad´, esto es, la necesidad de promover diferentes ideas del cambio social y de inculcar el hábito del escepticismo, la conciencia crítica y las virtudes republicanas del debate razonado y el respeto mutuo. En palabras del educador estadounidense William Deresiewicz, debemos formar líderes, pero también personas que cuestionen el poder, no solo a quienes compitan por él.

El segundo punto es la ‘diversidad socioeconómica’, una ambición antigua de esta universidad, un propósito sempiterno, pero no plenamente realizado. La universidad debe mitigar las diferencias sociales, no amplificarlas. Debe ser un instrumento de movilidad social, no de perpetuación de los privilegios. Los esfuerzos recientes al respecto, que han desvelado a mis antecesores, tendrán que consolidarse y profundizarse. No será fácil por supuesto.

¿Quieres leer el discurso completo? Aquí lo encuentras

El tercero punto es la ‘sostenibilidad’. Primero está la obligación que tenemos como comunidad universitaria de cuidar el medio ambiente, dar ejemplo y practicar lo que predicamos. Pero está también la responsabilidad (preponderante, diría) de promover los debates éticos sobre el cambio climático, la deforestación y las fumigaciones. El año entrante, tendremos, en este mismo auditorio, una cátedra sobre sostenibilidad ambiental y consideraciones éticas. Seré uno de los profesores.

El cuarto punto concierne a la investigación y a la creación, lo quiero llamar ‘compromiso’. Nuestros esfuerzos creativos y de investigación deben hacer parte de una conversación global, de un intercambio permanente con nuestros colegas en el mundo entero, pero deben al mismo tiempo abordar nuestros problemas cotidianos y nuestros desafíos de largo plazo. Deben tocar nuestra realidad y tratar de cambiarla. Debemos acercarnos más a la universidad pública. La universidad debe participar activamente, con sus voces plurales, contradictorias si se quiere, en los debates sobre los grandes asuntos nacionales.

Conoce aquí más universidades de calidad en Colombia

Por último, está la ‘innovación’. La robotización, las nuevas tecnologías de comunicación, los avances en la teoría del aprendizaje, así como los cambios demográficos y culturales, convierten a la innovación en un imperativo. Las mejores universidades, estoy seguro, no solo sobrevivirán, prevalecerán. Pero los cambios serán muchos. La innovación educativa se ha convertido en una necesidad existencial”.

 

 

Comentarios